Peceras en cali, venta de peceras, acuarios en cali, acuariofilia, diseñamos peceras, peceras baratas, acuarios baratos, estanque, estanques para peces, fábrica de peceras, peceras en acrílico, venta de acuarios, peceras redondas, acuarios circulares, acuarios en acrílico, accesorios para peceras, accesorios para acuarios, motores para peceras, motores para acuarios, filtros para pecera, filtros para acuarios, filtro canister pecera, filtro canister, termostato, termostato para acuarios, modelos de peceras, modelos de acuarios, imágenes pecera, imágenes acuarios, como hacer un acuario, como hacer una pecera, estanques grandes, peceras grandes, peceras pequeñas, acuarios grandes, acuarios pequeños, peces tetra, peces cíclidos, peces agresivos, luces para peceras, luces led para peceras, luces para acuarios, estilos de peceras, estilo de acuarios, como aclimatar peces, como alimentar peces, peceras, económicas, acuarios económicos, medicina para peces, medicina para acuarios, peceras marinas, acuarios marinos, bomba burbujas, bomba de burbujas para acuario, chupas, chupas pecera, mangle para peceras, mangle para acuarios, mantenimiento para peceras, mantenimiento para acuarios, reparación de peceras, reparación de acuarios, accesorio de peceras, accesorio de acuarios,

venta de peceras en cali, Venta de acuarios en cali, comprar una pecera, comprar un acuario, venta de accesorios para pecera, venta de accesorios para acuarios, venta de fondos para peceras, fondos, plantas para peceras, plantas acuáticas, peces ornamentales, peces ciclidos, peces tetra, medicina para peces, parásitos en peces, pez enfermo, aclimatar peces, temperatura de estanques, temperatura en peceras, temperatura en acuarios, decoraciones acuáticas, barcos para pecera, barcos para acuarios,

Peces Tetra 

INFO:  3217685535  Cali-Colombia

Búsqueda personalizada
Peceras Personalizadas Acuamaro

“Tetras” los integrantes de la familia Characidae.
Los miembros de esta familia, en clasificaciones taxonómicas en desuso, fueron conocidos como “Tetragonopteridae”, cuya abreviatura  fue, obviamente, “Tetra”.
En la actualidad Tetra quedó limitado exclusivamente al uso en acuarismo, nombre que seguramente será perpetuado por lo universal y arraigado de su uso. Bajo este nombre popular se engloban miembros de otras familias, tales como Tetragonopteridae, Lebiasinidae, etc.

En la literatura (libros y revistas de acuarismo) se los denomina también como carácidos (que nada tiene que ver con el Género Carassius, el cual pertenece a la familia Ciprinidae). Caracínidos es un sinónimo de carácidos o Characidae.

Distribución geográfica

Los tetras se distribuyen en Centro y Sudamérica y unos pocos representantes en África.

La zona geográfica más poblada por tetras es la región amazónica hasta Mato Grosso y le sigue la Cuenca del Paraná-Paraguay, hasta el Río de la Plata.
Con semejante extensión geográfica no es nada extraño la adaptación a diferentes ecosistemas, lo cual ha dado como resultado variaciones de tamaño, colores, hábitos alimenticios y tipos de agua.
Por otra parte se han producido y se siguen produciendo, revisiones taxonómicas, creándose nuevos Géneros, cambiando especies de un Género a otro y suprimiendo Géneros completos.
Con tanto movimiento y cambios de nombre, es muy difícil utilizar nombres rigurosamente actuales.
Para ordenar un poco a los grandes grupos en que se divide la familia, se han creado subfamilias, de las cuales la mayoría tienen muchos Géneros de interés para el acuarista.
Muchas veces la posición taxonómica no tiene nada que ver con los ecosistemas ya que por ejemplo el tetra ciego Astyanax  fasciatus mexicanus (antes Anoptichthys jordani), muy poco tiene que ver con otros Astyanax o “mojarras” si se trata de ecosistema.

De ahí que en esta nota trataremos de hablar del tipo de acuario (agua, iluminación, plantas, etc.) en general, adaptándose los aspectos más específicos al tipo o tipos de tetras que se vayan a alojar en él.

Faltaría agregar que hay muchos Tetras que no han sido aún incorporados a ninguna Subfamilia por ser incierta aún su ubicación. En nuestro Atlas estos casos se incluyen como Subfamilia: Incertae sedis

Generalidades.
Todos o la inmensa mayoría de los tetras responden a las siguientes generalidades:
1. son ovíparos, de desove libre, no cuidan la cría (más bien se las engullen sin miramientos).
2. Salvo alguna especie particular, poseen aleta adiposa dorsal cerca de la caudal.
3. Poseen dientes bien desarrollados que se presentan, según los Géneros, en las más diversas formas. De hecho, las pirañas también son "tetras".
4. Son rápidos nadadores, muy activos y prefieren agruparse en cardúmenes por especie.
5. La mayoría poseen escamas con brillo metálico.
6. Los colores se agrupan en franjas, puntos o manchas. Muy raramente cubren todo el cuerpo.
7. La forma del cuerpo no es típica para toda la familia, pudiendo variar sensiblemente de un Género a otro.
8. Su comportamiento varía de absolutamente pacíficos hasta ferozmente agresivos (como en el caso de las ya citadas pirañas).
9. El tipo de agua requerida es blanda, ligeramente ácida y con temperaturas que oscilan entre 20 y 25º C. Un error muy común es suponer que los tetras requieren altas temperaturas. Por ejemplo, el Tetra cardenal o el Neón Tetra, desovan a 22º - 24º C.
Tampoco el pH y dureza del agua son estrictos para todos los tetras. Un mismo género y especie puede estar presente en el Mato Grosso (Brasil) y en Santa Fé (Argentina), lugar este último donde el autor colectó tetras con agua de pH superior a 9º.

Sobre esta base debemos sacar las siguientes conclusiones:
El acuario para tetras debe ser de por lo menos 70 litros, a fin de proveer espacio para la natación libre; debe contar con espacios libres por lo menos en su parte frontal, utilizando troncos, plantas y rocas de decoración en su contra frente.
La iluminación debe ser suave y tamizada para tetra neón y tetra cardinal. Si en su hábitat hubiera iluminación fuerte la temperatura del agua sería más elevada (Ver más abajo).
Deben colocarse al menos cinco o seis miembros de cada especie, a fin de permitirles convivir en cardumen, tal como es su preferencia.
Matas de plantas adecuadas (Vallisnerias, espadas amazónicas, Sagitarias, etc.) (ver Plantas acuáticas) crearán zonas de refugio para cuando necesiten sentirse seguros. Del mismo modo algunas cuevas construidas con rocas graníticas de cantos lisos brindarán la sensación de seguridad. En nuestra página “El ojo y la coloración de los peces” se explica claramente la relación existente entre el color de los peces y el ambiente que lo rodea. Los tetras son peces coloridos por naturaleza. Si pierden ese colorido y no están enfermos, deberá pensarse en que algo no les agrada y están sometidos a “stress ambiental”. Si así fuera, seguramente el problema está relacionado con la iluminación excesiva, una decoración con rocas de colores claros, escasez de plantas en la parte posterior o porque la luz atraviesa el acuario. En éste último caso bastará con tapar el vidrio posterior con un papel oscuro para resolver el problema. 
Algunos tetras (como Cheirodon axelrodi o tetra cardenal), son de aguas muy sombrías y con tinte ambarino oscuro. Se ha tenido éxito con los desoves cuando los mismos son conservados en la casi absoluta oscuridad. Algo muy similar ocurre con Paracheirodon innesi (Neón tetra). Ambos provienen del Alto Amazonas y su hábitat se caracteriza por aguas casi destiladas, con pH bajo (alrededor de 6º pH y menos aún). Por su parte el tetra ciego mexicano vive en aguas subterráneas, absolutamente sin luz pero con aguas francamente alcalinas (pH por encima de 7.4) y un agua bastante más duras (14 dH). Esto indica a las claras que no se deben mezclar ambos peces en un mismo acuario.
En el medio de ambos se ubican la mayoría de los tetras comunes en acuarios. Por lo tanto, excepto para las especies con exigencias particulares, un acuario de tetras del Amazonas o Mato Grosso deberá tener agua blanda (no exceder los 8º dH), ligeramente ácida (pH 6,5 – 6,7), muy límpida y cristalina y no sobrepasar los 25º C de temperatura. Una buena filtración y eventualmente un filtro de turba o una solución buffer para estabilizar el pH, serían ideales.
Los Tetras de las Cuencas Paraguay-Paraná medio e inferior (Litoral Argentino) se encuentran en ambientes variados, pero el tipo de agua ya no es tan cristalina, ni tan ácida y la temperatura puede oscilar entre 22 y 25º C. Muchos tetras australes, conocidos como "mojarras", habitan cursos de agua que durante el invierno soportan temperaturas por debajo de los 18º C, tal como algunas especies de Astyanax, Brycon, Hyphessobrycon, Cheirodon y otros.

Digamos que los siguientes Géneros son compatibles para el acuario de las condiciones apuntadas:

Grupo I (aguas de pH 6,6 a 6,8, iluminación media):
Aphyocharax,  Prionobrama,, Ctenobrycon, Hemigrammus, Gymnocorymbus, Hasemania, Micralestes(o Phenacogrammus), Pristella (o Parapristella), Ctenobrycon, . Phenagoniates ( o Mimaginiates), Nematobrycon, Imphaichthys, Hyphessobrycon, Petitella. Si a este grupo se incorporan Corydoras, deberá tenerse en cuenta que son pocos los Corydoras que viven en aguas blandas y pH bajo, por lo que habrá que recurrir al asesoramiento antes de adquirirlos.

Grupo II (aguas de pH 6,8 a 7, iluminación media)
Tetragonopterus, Moenkhausia,  Astyanax, Hemibrycon, Bryconamericus, Gephyrocharax, Bryconops, Axelrodia, peces con menos exigencia y ligeramente más agresivos, pueden convivir entre sí y con algunos Metynnis (grandes devoradores de plantas). La mayoría de los Corydoras son compatibles con esta agua.
 
 Grupo III (aguas de pH 6-6,5, iluminación suave y tamizada, aguas oscuras)
Thayeria, Cheirodon, Paracheirodon, Megalomphodus y Phenacogrammus(Tetra africano), con un pH hasta 6,5 y aguas más oscuras, pueden convivir con Carnegiella, Thoracocharax y Gasteropelecus, peces de superficie y muy saltarines (tapar bien el acuario). No hay demasiados Corydoras compatibles con este tipo de aguas

Alimentación.

La mayoría de estos tetras son omnívoros, es decir que se alimentan tanto de alimentos vivos animales como vegetales. Por lo tanto, aceptan alimento en escamas, el cual debe ser variado y de buena calidad. Cada vez que sea posible se les suministrará algún alimento vivo, como por ejemplo larvas de mosquitos, pulgas de agua, tubifex bien purgado y lavado y eventualmente carne cruda raspada, corazón vacuno congelado y rallado con el rallador de verduras o hígado de pollo hervido y pisado.

En el caso de Metynnis deberá incluirse hojas de lechuga en la dieta para evitar que se coman cuanta planta se encuentre en el acuario (excepto Bacopa monniera, la cual parece no ser de su gusto).

Enfermedades.

Son proclives a los “puntos blancos” con el agravante de ser bastante sensibles a los medicamentos a base de verde de malaquita (producto que contienen casi todos los medicamentos contra el “Ictiol”). Por lo tanto, es importante evitar que se produzcan condiciones que los enfermen. Las condiciones que favorecen las enfermedades son las mismas que afectan a los demás peces, pero en este caso particular los cambios bruscos de temperatura (enfriamiento del agua) en especial después de las comidas, son muy peligrosos.
En caso de que contraigan puntos blancos, deberán medicarse con Cloranfenicol (500 mg. cada 25 litros de agua) repitiendo la dosis durante al menos 4-5 días, elevando la temperatura a 28º C gradualmente. En Argentina se vende "Contrapunto" un producto específico contra Ichthyo que no afecta a los peces en las dosis indicadas. De todos modos, si no se conocen las reacciones de los peces a medicar, es recomendable ir aplicando la dosis total en varias dosis parciales separadas entre si por varios minutos. Ante el primer síntoma de intoxicación, se procederá a renovar una parte del agua para bajar la concentración del producto.
También se puede intentar la curación con medicamentos a base de ión cobre (sulfato de cobre y otros, controlando la reacción de los habitantes del acuario. El cobre puede matar a los invertebrados tales como caracoles, camarones, etc).
Por último, la utilización de verde de malaquita no es contraindicada en todas las especies, por lo que puede iniciarse el tratamiento con la mitad de la dosis recomendada por los fabricantes, repitiendo la aplicación con más frecuencia (por ejemplo, si la dosis se debe repetir a las 24 horas, utilizar media dosis cada 12 horas). Ante el primer síntoma de intoxicación (los peces ascienden a la superficie “boqueando” agitados), se procede a cambiar 1/3 del agua por agua a igual temperatura.
Finalizado el tratamiento debe llevarse la temperatura a su punto normal a lo largo de tres días.

Con las mismas precauciones se deberán tratar las demás enfermedades.
Merece un párrafo especial Plistophora hyphessobryconnis o enfermedad del neón. Si bien permanece en la literatura especializada como una “enfermedad incurable” en 1972 se desarrolló en Argentina “Neón cure” el cual fue experimentado durante 4 años y posteriormente registrado en SENASA (Servicio Nacional de Sanidad Animal) y en el Registro Nacional de Patentes y Marcas. Este producto logra eliminar el parásito, el cual queda enquistado en el músculo del pez, deteniendo el proceso de la enfermedad. Algunos acuarios mayoristas de Argentina lo utilizaron experimentalmente en 1973, 1974 y 1976, en partidas de peces importados contaminados con la “enfermedad del neón”, obteniendo una supervivencia mayor al 60%. También en Alemania se elaboró “Plistopur” un producto que se conoció (al menos en nuestro país) en 1978, y que según las informaciones es efectiva en la cura de esta enfermedad.

Consultando nuestras páginas de Enfermedades,  encontrarás los diagnósticos y tratamientos de la mayoría de las enfermedades conocidas, incluyendo Plistophora hyphessobryconnis. Microfotografías y dibujos ilustran las notas para facilitar el diagnóstico de la enfermedad con microscopio.

Reproducción.
Como ilustración, mencionaremos la reproducción de dos tetras diferentes. Los preparativos previos para estos (y para todos los casos) son lo siguientes:
1. Colocar hembras y machos en acuarios separados. Durante al menos una semana darles abundante alimento vivo, en particular Daphnias, larvas de mosquitos, artemia adulta y tubifex purgado durante dos o tres días en agua corriente. Un buen sucedáneo suelen ser los alimentos congelados.
2. Preparar el acuario de desove, según las indicaciones que se dan en cada caso, y esterilizar el agua durante dos días antes de colocar los peces. Será suficiente introducir en el acuario una lámpara ultravioleta de poca potencia (colocada dentro de una bolsa de plástico cristalino), asegurándonos que el agua circule mediante una difusora de aire colocada cerca de la lámpara.
3. Someter a los peces a dos días de ayuno antes de colocarlos en el acuario de desove. 
4. Desinfectar a los futuros padres antes de introducirlos al acuario de desove. Eso se logra agregando una gota de formol al 37% cada dos litros de agua del recipiente donde serán desinfectados (un acuario pequeño, un balde plástico, etc). Mantenerlos en ese baño al menos una hora.
5. Una vez desinfectados colocarlos en el acuario (al anochecer), con el ambiente en penumbras. Tapar el acuario de desove y apagar las luces.

Si todo está bien, el resto lo harán los propios peces, tal como se puede consultar haciendo clic más abajo.

La reproducción del neón tetra              La reproducción del Tetra Serpae
(Paracheirodon innesi)                                   (Hyphessobrycon serpae)

 

Peces tetra
Peces tetra
Peces tetra
Peces tetra
Peces tetra
Peces tetra
Peces tetra
Peces tetra
Peces tetra
Peces tetra
Peces tetra